Aprende a crear tu marca en redes sociales

Aprende a crear tu marca en redes sociales

Estar presente en redes sociales es importante, pero también hay que saber cuál es la mejor para nuestro objetivo.

Hoy en día prácticamente todo el mundo tiene presencia en redes sociales. Si no es en Facebook es en Twitter y sino en Instagram o por lo menos en LinkedIn. Las empresas lo saben y por eso las grandes multinacionales son por lo general activas en estos canales, bien como plataforma de atención al cliente, punto de venta o simplemente como fórmula para fidelizar o mejorar la imagen de marca.

¿Y las pymes? La cosa cambia en la pequeña empresa. Apenas un 42% de las microempresas nacionales con presencia en internet está también en redes sociales y de ellas la mayoría, un 37%, está en Facebook. Apenas un 57% gestiona varios perfiles en diferentes plataformas. Algunas de las claves para crear una imagen de marca y una estrategia en este entorno son:

La primera recomendación es tener presencia en redes sociales porque “aporta a tu marca mucho más de lo que piensas” y porque son una gran herramienta para medir el grado de satisfacción de los clientes y tener un trato más directo. En este sentido recomienda no tener miedo, si la empresa es pequeña, los beneficios de una página en Facebook o de un perfil en Twitter exceden a los riesgos y si nunca se empieza nunca se aprende.

Precisamente para empezar es importante seleccionar en qué redes sociales quieres tener presencia y quien se encargará de ello. El número de redes es amplio y si tus recursos son limitados no podrás estar en todas. Cada una tiene sus propias características pero lo que debes tener claro es que, si tienes un canal abierto debes alimentarlo con contenidos. En este sentido en Facebook es donde está casi todo el mundo y por eso también donde acuden la mayoría de microempresas. Allí deberás ser capaz de generar contenidos más orientados al ocio mientras que en Twitter puedes apostar por la inmediatez del canal para hacerlo tu servicio de atención al cliente.

Mientras que Instagram es una cuenta muy afable y que los foros pueden usarse también para mejorar el SEO de la página, algo para lo que también sirve Google+. En cualquiera de los casos, algo que deberías hacer al empezar o por lo menos al poco tiempo, una vez estés familiarizado con la red, es marcar el tono que usarás. En las redes sociales no sirve un tono serio e impersonal, hay que ser más directo.

“Hay que humanizar la marca” y para ello nada mejor que mostrar que hay una persona detrás de cada cuenta. Idealmente esta persona será un community manager o gestor de comunidades que debe tener sentido común, capacidad para generar y buscar contenidos de calidad, creatividad, cultura general, constancia y coherencia, además de “una chispa de humor e ingenio en las respuestas de vez en cuando”. Esto no quiere decir que debas despreocuparte de lo que ocurre en las redes sociales. Lo ideal es que el fundador y todo el equipo directivo estén implicados en el proceso, especialmente el director general. Cuanto más cerca estés, mejor aprenderás a escuchar al cliente en las redes y a sacar conclusiones que podrás transformar en estrategias concretas.

Empieza generando contenido y no dejes de hacerlo. La periodicidad es clave en redes sociales y debes encontrar la cadencia que se adapte a la empresa y a tu cuenta. Con el tiempo, una vez sepas manejar la red y hayas aprendido a escuchar a tus clientes, y mejor antes que después, deberás ser capaz de crear una estrategia de contenidos, una suerte de línea argumental de la empresa. En términos generales no debes limitarte a hacer promociones, sino más bien a publicar noticias de interés general, bien bajo la plataforma de la propia marca o en otros medio. Para comenzar un bien ratio es un 80% de contenidos generales por un 20% de otros más promocionales.

Y por supuesto, no te olvides de medir lo que estás haciendo. Hay que definir un plan que se pueda medir para mejorar a cada paso porque lo que no se mejora, termina degradándose. En este punto verás que hay muchas herramientas, algunas gratuitas, como Google Analytics, que te dará el tráfico que generan las redes hacia tu página o tus landings. Lo importante aquí es probar y quedarte con la que mejor se adapte a tu operativa. Puede ser Hootsuite, Buffer o cualquier otra.

¿Y las ventas? Si haces bien tu trabajo, venderás a través de redes sociales, aunque quizás no tanto como piensas. Y en cualquier caso, conseguirás una imagen de marca sólida, mejorar tu presencia global en internet y todo esto se transformará de una u otra forma, en una mejora de tu facturación.

 

abril 29, 2015 / by / in ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *